LA MEJOR BODA EN SAXOFÓN


Existen dos momentos importantes para preferir el saxofón en una boda, es importante que los novios tomen la mejor decisión para que el acompañamiento musical se recuerde con cariño y alegría.

En este blog voy a hablar del primero, correspondiente a la ceremonia y haré referencia a la boda celebrada por la fe católica. En un próximo blog hablaré del segundo, correspondiente a la recepción.

Ceremonia católica: a través de la liturgia se consagra el sacramento del matrimonio, es quizás la más exigente en cuanto al repertorio y al uso de instrumentos musicales.



Es importante tener en cuenta que el acompañamiento de la ceremonia católica debe realizarse con los cantos litúrgicos propios del ordinario de la misa, lo más recomendable es que sean breves, por ningún motivo la música puede ocupar el espacio del sacerdote y el ritual, nunca se reemplazan por cantos no litúrgicos.

Los únicos momentos en que se puede utilizar temas no litúrgicos, son antes de iniciar la ceremonia, en los cuales se realiza una marcha o canto de entrada, los mas usuales son la marcha nupcial de Mendelssohn y la de Wagner. También se pueden utilizar otros temas que los novios escogen porque les recuerda algo importante de su relación o porque con él quieren manifestar su amor.

Finalizada la ceremonia religiosa (después de que el sacerdote da la bendición final), se acostumbra interpretar un tema mientras los nuevos esposos y los testigos firman el contrato matrimonial y luego una marcha o tema de salida, igualmente hay temas formales o populares que se pueden interpretar, siempre primando el buen gusto, el músico encargado debe asesorar a los novios para que la boda sea inolvidable.



Instrumentación: el saxofón acústico es apropiado antes y después de la ceremonia litúrgica, en particular el saxofón tenor, el cual es más ceremonioso y romántico; para dichos cantos acompañar la voz cantante con un saxofón electrónico que genere sonidos como los de las orquestas de cuerdas, el órgano de tubos, el oboe o la flauta traversa, marcará la diferencia y dará un toque de finura y distinción al evento.



En mi experiencia de más de 20 años como saxofonista en Medellín, las bodas que he acompañado son siempre recordadas como elegantes, respetuosas y solemnes.

17 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo